DJI Mavic Air, análisis: el mejor dron de consumo

DJI Mavic Air, análisis: el mejor dron de consumo

Si nos dijesen que describiésemos rápidamente cómo es el Mavic Air, tal vez, bastaría con decir que se trata del mejor dron de consumo del mercado. Suena exagerado, pero tras unas semanas probándolo poco o casi nada malo podemos decir acerca de él.

Si estás interesado en el mundo de los drones, si quieres comprar tu primer dron o simplemente andas pensando si merece la pena o no cambiar tu actual modelo esperamos que este análisis te sirva para responder todas las posibles dudas que tengas.

Características

DJI MAVIC AIR Peso 430 gr

Dimensiones Plegado: 168×83×49 mm (L×W×H) ; Desplegado: 168×184×64 mm (L×W×H)

Velocidad máxima: 68,4 Km/h en modo Sport

Altura máxima de servicio: 5.000 m sobre nivel del mar

Tiempo de vuelo 21 minutos: Conectividad Alcance máximo de 4 km

Cámara: Sensor 12MP 1/2,3” CMOS

Lente: FOV 81,9º 25mm f/2.6

Vídeo: 4K a 30 fps y 1080p a 120 fps

Almacenamiento: 8 Gb ampliables por microSD

Precio: Desde 849 euros

Mirando la ficha técnica del Mavic Air lo primero que se viene a la mente es si por prestaciones canibaliza tanto al  Spark  como al  Mavic Pro . Lo cierto es que en parte sí lo hace. Incluso por precio, porque por un poco más tienes un producto mejor que el Spark y por algo menos uno tan atractivo como el Mavic Pro. Aún así, los tres tienen argumentos para ser la elección perfecta de cada usuario.

Con prestaciones muy atractivas Mavic Air rivaliza con Spark y Mavic Pro pero eso no es problema para DJI. No obstante, estamos convencidos de que lo último que preocupa a DJI es que su nuevo drone rivalice con el resto de su catálogo. El que esté interesado en Spark lo seguirá comprando. Al igual que quien quiera un dron más estable y con la mejora que aporta OcuSync irá a por el Maivic Pro. Pero con Mavic Air lo que ha logrado DJI es ampliar la oferta, y ahora son capaces de ofrecer la opción perfecta para cada tipo de usuario y sus necesidades.

Un diseño con lo mejor de Spark y Mavic Pro

El Mavic Air es un dron con una dimensiones realmente reducidas, la diagonal entre hélice y hélice es de sólo 213mm, donde se mezcla todo lo bueno de Spark y Mavic Pro. Es decir, es pequeño y gracias a sus brazos plegables lo hacen muy cómodo de transportar en una mochila o incluso el bolsillo del abrigo o chaqueta. Pocas excusas podremos poner para no llevarlo siempre encima.

El diseño del Mavic Air supera al del Spark, es más atractivo y transmite mejores sensaciones.

Fabricado en plástico principalmente, la calidad de los acabados y estética en general es muy buena. El acabado brillante y esos detalles que lo hacen más aerodinámico creemos que gustarán a todos. Además esto le permite disfrutar de un toque diferente al Spark y transmitir mejores sensaciones en mano.

Como podéis ver, a nivel físico poco o nada se le puede reprochar. Lo único que puede generar algo de dudas son sus brazos articulados. Con el Mavic Pro también nos pasaba, nos planteábamos hasta qué punto aguantarían el paso del tiempo. Pero visto lo visto ni ha sido un problema ni creemos que lo sea en este Mavic Air.

Revisando un poco más el dron vemos como en la parte inferior se encuentra la batería extraible, la cual se fusiona perfectamente con el propio cuerpo del dispositivo. También el gimbal con la cámara que ahora queda algo más protegida durante el vuelo. Y cuya cubierta para protegerlo mientras lo transportamos también resulta más cómoda de poner y hasta más eficiente.

SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO